Se enfriaron los bates

Curtis

NUEVA YORK — Mucho se ha hablado de los problemas de Matt Harvey y tras su última presentación, muchos se preguntan si el estelar abridor de los Mets ya regresó a su alto nivel.

Creo que fui uno de los pocos que no se sintió tan preocupado al ver al derecho enfrentar estos obstáculos porque el resto de la rotación neoyorquina — Noah Syndergaard, Steven Matz, Jacob  deGrom y el dominicano Bartolo Colón — han estado dominando.

Más que los problemas de Harvey, lo que debería preocupar a los Mets y sus aficionados es el hecho de que la ofensiva se ha enfriado. Los mejores ejemplos de la inconsistencia del ataque neoyorquino son sus series contra los Rockies y contra los Padres.

Todos saben que el Coors Field de Colorado puede ser un paraíso para los bateadores pero este no fue el caso para los bates del conjunto de Queens. En una serie de tres compromisos del 13 al 15 de mayo, Nueva York anotó apenas nueve carreras y salieron barridos. En sus siguientes tres partidos en casa, los Rockies concedieron 20 carreras ante los Gigantes (incluyendo una derrota de 10-5) y Rojos (incluyendo una derrota de 11-8).

En su serie de cuatro encuentros contra los Frailes, quienes cuentan con un pitcheo que ha sido castigado por varios durante esta campaña, Nueva York anotó apenas 13 carreras. En su siguiente serie contra los Cachorros, San Diego permitió casi la misma cantidad (12 carreras) en apenas dos partidos.

Uno de los claros obstáculos ahora para los Mets es lo que los ayudó a marchar a todo motor unas semanas atrás, los jonrones. Su ataque dependió mucho de los vuelacercas y ahora que no están llegando, lo que ahora los pone en un bache similar al que vieron de junio y julio del año pasado antes de la llegada del cubano Yoenis Céspedes.

Pero lo más alarmante en estos momentos es su bateo oportuno. La ofensiva neoyorquina, que el 29 de abril armó un ataque de 12 carreras en una entrada contra los Gigantes, ahora ocupa el último puesto en todas las Grandes Ligas en promedio con hombres en base (.220) y son penúltimos en impulsadas (143) con hombres en base.

Vale la pena señalar que la alineación de los Mets ha sido afectada por las lesiones del inicialista Lucas Duda (espalda), el receptor Travis d’Arnaud (hombro derecho) y ahora el capitán David Wright, quién estará fuera por un largo período debido a un disco herniado en el cuello.

Sin embargo, pienso que todavía no es hora para que Nueva York comience a ver las alternativas en el mercado de cambios porque con los jugadores que tienen en su roster — el recién adquirido James Loney, el venezolano Wilmer Flores y hasta Kevin Plawecki si llega a entrar en un buen ritmo y hasta en las Ligas Menores en el infielder colombiano Dilson Herrera –tienen el suficiente talento para contribuir en un posible repunte de una ofensiva que detrás de Céspedes tiene el potencial de ser una de las mejores en la Gran Carpa.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s