Panorama en el Este de la Nacional (hasta ahora)

NL_EAST

Todos los equipos de la División Este de la Liga Nacional han dado de qué hablar durante estos primeros meses de la temporada muerta.

No se puede negar que los Nacionales lucen como los favoritos para repetir como los campeones de la división en el 2015, incluso sin hacer adiciones de impacto. Pero aunque los capitalinos han surgido como una de las potencias en el Viejo Circuito, también han tomado el puesto de los Bravos como el conjunto que no puede llevar el éxito de la temporada regular a la postemporada.

Hablando de los Bravos, equipo que estaba acostumbrado a estar en la cima de la división hasta hace poco,  han estado bastante activos y en el centro de varias especulaciones de cambios. Pero lo que varios han señalado es que los refuerzos que buscan no son para dar la pelea en la próxima campaña, sino para cuando inauguren su nuevo estadio en el 2017 — algo que me parece bastante raro y un desperdicio del tiempo de los fanáticos.

Pero cuando se trata de engañar a los seguidores del equipo, creo que los Marlins son los expertos en el tema. Solamente vale recordar las enormes contrataciones que los Peces hicieron antes del 2012, que los tenían como favoritos por muchos años pero solamente resultó en el último puesto de la división. Al año siguiente se deshicieron de casi todas sus piezas importantes y no han lucido como una amenza desde entonces.

Una historia que todos en Miami se saben muy bien.

Sin embargo, los aficionados de los Marlins vuelven a tener experanzas con el enorme contrato de 13 años y US$325 que le otorgaron a su jardinero Giancarlo Stanton. Pues no.

Creo que se trata de otro engaño de la gerencia de los Marlins. Yo anticipo que hagan lo mismo de siempre: llenar de entuasiasmo a los seguidores con el “buen equipo” que han armado, se quedan cortos, y en los próximos años poco a poco se descargan de jugadores claves y los grandes contratos.

Por eso los deseos de Miami de invertir en el futuro con extensiones a sus otros jugadores jóvenes — como los cubanos José Fernández y Adeiny Hechavarría, y el dominicano Marcell Ozuna — no me impresiona tampoco porque en cualquier momento esos mismos jóvenes podrían estar rumbo a otros contendientes.

De los Filis no se puede decir mucho, solamente que les tomará un buen tiempo para que un equipo lleno de veteranos luzca como un conjunto que pueda dar la pelea.

Por último están los Mets, que desde aquel Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional no han llamado mucho la atención y hasta se han convertido en el blanco de muchas bromas en las Grandes Ligas. Pero ahora todos creen que el conjunto de Queens tiene las piezas no solamente para llegar lejos en el 2015, sino para establecer un éxito consistente.

No sé de dónde o quién salió con la idea de que los Mets necesitan un torpedero. Creo que el venezolano Wilmer Flores haría un buen trabajo en el campo corto, aunque muchos digan que su defensa deja mucho que desear. Para mí cualquier alternativa es mejor que el panameño Rubén Tejada, pero tampoco es para que el gerente general Sandy Alderson salga a ofrecer piezas importantes por un estelar campocorto.

Creo que el éxito de los Mets en el 2015 no dependerá de quién sea el campocorto, sino de cómo el mánager Terry Collins llene su lineup a diario, maneje a los jóvenes abridores, el bullpen y sobre todo las altas expectativas que estarán rodearán al equipo desde se presenten los lanzadores y receptores en Port St. Lucie en febrero.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s